Zapatillas y el Jueves

Mis padres, al igual que el resto de mortales, no los pude elejir, pero al final tampoco me salieron tan mal. La verdad es que no recuerdo la primera discusión que presencié. Seguramente estaría haciendo unos largos entre el líquido mniótico, porque dudo que hayan podido estar nueve meses sin discutir. Ellos hicieron que yo tubiese el concepto discutir al concepto chillar, luego me explicaron que eran cosas que no tenían porque ir de la mano; tardé en asimilarlo.

Mi madre era emocional y menopáusica, y mi padre era calvo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: